La dirección y los sindicatos de CaixaBank inician este lunes la negociación formal de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 2.157 trabajadores de la entidad bancaria en toda España.

La negociación se pone en marcha después de que se haya agotado sin avances un ciclo de reuniones informales entre las dos partes, como han lamentado los sindicatos, que han denunciado que los escasos movimientos que ha dado la empresas son "simbólicos".

Las conversaciones formales durarán 30 días y, si no hay acuerdo, la dirección de CaixaBank podrá aprobar el ajuste de personal de manera unilateral, aunque el período de consultas se podría alargar más allá del plazo perceptivo si lo permite la compañía.